Press "Enter" to skip to content

LA SACARON DEL BRAZO DE LA CLÍNICA, LA NEGARON AYUDAS POR NO QUERER ABORTAR [Entrevista]

TELEGRAM

La audiencia de LIBRES 2.0, seguramente conozca a Margarita, responsable de la asociación “Círculo AMAVI”. Esta asociación, dispone de locales frente a los abortorios, donde ofrecen ayuda a las mamás que piensan abortar, para que no lo hagan.

Nos definen nuestros actos. Y es la forma que elijo para definir a Margarita:
Cualquier madre, haría lo que fuese por su hijo. Margarita, lo haría por cualquiera, o mejor dicho, lo hace.

Pregunta: Margarita, ¿Cómo comenzó vuestro proyecto?¿cómo percibes la necesidad de emprender estas asociaciones PROVIDA?

Respuesta: La historia de círculo AMAVI, comienza aproximadamente en el 2013, pero la actividad de las mujeres que la constituimos en un principio, se remonta un poco más atrás, todas habíamos pasado por la experiencia de enfrentarnos a algún problema durante el embarazo, ya fuera económico, o que el embarazo fuera de riesgo, o inesperado, o que la salud de la madre corriese peligro, etc.

En mi caso concreto, las ecografías, que todavía guardo, confirmaban que el niño venía sin cerebro en la parte izquierda, que estaba llena de líquido, y que no había podido desarrollarse. Le daban… unas horas, o un par de días de vida después del parto.

Ante estas dificultades, todas teníamos la misma experiencia, todas vivimos una premura, un interés incomprensible por parte del personal sanitario que nos atendió, para que abortásemos; apoyo, facilidades de todo tipo, dinero, casa, trabajo, se ofrecía en el caso en el que eligiésemos abortar y nuestras parejas no estuviesen de acuerdo, incluso se llegó a ofrecer una casa de acogida, para quienes eligiéramos esta opción.

Algo” en mi cabeza, se despierta, cuando llega mi turno de expresar mi elección, por que teníamos que decidirlo allí mismo, en público, después de la ecografía, sin haber podido hablar con el padre del niño…
Yo recuerdo que yo dije “Bueno, voy a llamar a mi marido” y me dijeron “no, no, tu marido aquí no tiene nada que opinar, eres tú la que tienes que decidir”.

Bueno, pues yo les comunico que no voy a abortar, pero que creo que sí que voy a necesitar esa ayuda psicológica que habían ofrecido, por que tengo un niño de 6 meses y mi familia está toda lejos, fuera de la ciudad donde me encontraba en ese momento, y entonces para mi sorpresa, la enfermera me coge del brazo, y me saca del hospital. Me puso literalmente en la puerta, y me dijo: “Si tienes valor para traer al mundo un niño así, seguro que tienes fuerza para criarlo sola”

Muchas veces a lo largo de los años he pensado en la madre que contestó a la pregunta aquél día, después de contestarla yo… Ella dijo “Ah, pues yo sí, yo no tengo valor para verlo sufrir”

Hoy mi hijo tiene 24 maravillosos años, y el suyo, también podría tenerlos.

No es en aquel momento mismo, cuando se constituye Círculo AMAVI, pero sí creo que es en aquél momento, cuando Dios empieza a poner en nuestro corazón, la empatía suficiente, para ver que el aborto no ayuda a la mujer, que la condena a muerte en vida, y que por supuesto, es una forma de ahorrarle al estado dinero, en educación especial, en sanidad para los pacientes intrauterinos que la necesiten…

Yo ya sabía que la gente abortaba… pero es después de la experiencia con mi segundo hijo, con este embarazo, del trato recibido, del acoso ejercido por algunos trabajadores de la sanidad pública para que abortara, que es cuando empiezo a ver que la decisión de abortar de una mujer no se toma libremente, si no bajo muchísima presión; con mentiras y engaños.

Recuerdo que cuando me atormentaban las palabras de la ginecóloga y de aquella enfermera, cuando resonaban en mi cabeza las frases que me habían dicho; “Será muy discapacitado”, “es que será un monstruo”, “todavía estás a tiempo de abortar” pues yo pensaba.. yo me autoconvencía “Tranquila, si estuvieras en una isla desierta, sin nadie con quien compararlo, tu hijo sería el más perfecto del mundo” y pensar en esa situación, me daba paz y me daba tranquilidad. Necesité mucha ayuda y mucho apoyo, que no me dieron en la sanidad pública, para sobrellevar un embarazo, al que le habían pronosticado un término tan poco feliz.

Pregunta:¿Cuánto tiempo lleváis en Círculo Amavi realizando esta labor? Cuéntanos si tenéis cifras de mujeres ayudadas y bebés rescatados.

Respuesta: A esta pregunta que me haces de cuántos niños hemos rescatado, si tenemos cifras, no te voy a contestar; no contesto nunca a esta pregunta, y te voy a explicar el por qué:

Las mujeres ayudadas, no son números, yo se que vosotros lo sabéis y estáis concienciados, pero si yo respondo a esta pregunta, entro en el juego de considerar al ser humano un mero objeto.

Los niños rescatados, no son un trofeo. Y para mi, decir que “hoy hemos rescatado un niño”, es doloroso. Me gustaría que de verdad, os pusierais en mi lugar; es doloroso y un fracaso, que me hiere profundamente el alma (a Margarita se le quiebra la voz) por que si se ha rescatado a uno… otros doce, o veinte… o cincuenta, han muerto. Más de 300 todos los días sólo en España. Las cifras que se manejan en las asociaciones, incluso las que puede manejar desde el estado, son oficiales, sí… Pero son engañosas, desde el momento en el que no se contabilizan los abortos por pastillas.

Tampoco se contabilizan los asesinatos por “fecundación in vitro”… que muchas abuelitas, están encantadas de que sus nietas… que con cuarenta y cinco años, hayan tenido por fin un bebé… claro, por que dicen “un niño, eso es una vida, eso es bueno, ¿cómo puede ser eso malo?” claro, si la que nace, eso es muy bueno, la vida que nace es muy buena, pero para uno que nace, ¿cuántos se han quedado en el camino, cuántos se quedan congelados? Me gustaría que levantásemos la vista para tener una buena perspectiva del asunto, así podríamos ver, que lo que nos ha ocurrido, no sólo es que las mujeres se han creído que matar a sus hijos es un derecho que tienen, si el niño les estorba para conseguir sus planes.

Lo que nos está ocurriendo, es que, como seres humanos, nos hemos creído la mentira de que nosotros decidimos lo que está bien, y lo que está mal, lo que es bueno, y lo que es malo, lo que es digno, y lo que no lo es…¡y eso es una mentira!

Hemos decidido que la vida de una persona que no alcanza los estándares de perfección, no es digna de ser vivida, y por eso, debemos deshacernos de ella; de los bebés con problemas, de los ancianos que ya no son productivos… ahí es donde nos encontramos, esa es la actualidad en la que estamos viviendo.

Pregunta: Parece que los provida comenzamos a dejar la vergüenza y revindicamos nuestras ideas, pero este es un fenómeno relativamente nuevo, ¿Lo percibes así o tu experiencia es otra?

Respuesta: Me dices que los provida comenzamos a dejar la vergüenza… para nada creo que esa sea la situación, en mi humilde opinión. Mas bien pienso, que cíclicamente, experimentamos reacciones físicas normales, a la presión que se ejerce por parte de los promuerte.

Es el conocido ejemplo de la rana, que se está cociendo a fuego suave, muy suave, y ella no lo sabe, pero se está cociendo. De vez en cuando, la prisa por aplicarnos las leyes LGTBY, o las agendas ocultas de quienes nos manipulan, hacen que la mano que sí vemos, suba el fuego demasiado rápido, en este caso, el ministerio de igualdad proponiendo una reforma de la ley, que anula incluso la posible objeción de conciencia de los médicos para matar a un bebé indefenso, pero en realidad, si nos fijamos bien, la rana ya estaba cociéndose antes… protestamos sólo por que nos parece que vamos muy rápido, pero no saltamos de la cazuela.

Vamos a seguir llevando a los niños al colegio, aceptando que les den clases de sexualidad en preescolar, en primaria, en secundaria… cuando está demostrado, que esta política sólo ha aumentado los embarazos entre adolescentes, y que facilita y fomenta el abuso de menores… Si la DGT tuviera el mismo éxito con sus campañas contra los accidentes, yo creo que hace tiempo que habrían obligado a dimitir al director… pero nosotros, los padres, los maestros, los ciudadanos en general, seguimos en la cazuela, cociéndonos. Eso sí, despacito.

Pregunta: Estáis dando la batalla en un ámbito muy duro. ¿hay momentos de “bajón”, de desánimo? Si es así ¿cómo se superan?

Respuesta: Los momentos de bajón, que efectivamente los hay, se superan, en mi caso, recordando quién fue el que me llamó a este apostolado, y que no fui yo la que buscó meterme en este mundo, si no que he vivido y he sufrido todas estas experiencias para un propósito.

Saber que ese propósito no tiene fin en esta vida, si no que va más allá, hace más ligera la carga. No soy una mujer que busca confrontación, no soy como muchos me dicen “Es que tu, Margarita eres muy valiente” no, que va, que va, que va… Yo, los días que iba en Badajóz, allí, cuando estuve en la puerta del abortorio… los días que iba allí… el día de antes, iba los lunes y los martes. El día Domingo, tenía mis consecuencias físicas; tenía mis dolores, jaquecas, tenía diarrea, insomnio por la noche, por que por la mañana, tenía que coger el coche y marcharme allí. Yo no busco confrontación. Yo no he buscado estar aquí. Pero estoy aquí, por que es donde tengo que estar.

Pregunta: Una de las noticias constantes que nos llegan desde vuestra asociación, es el acoso constante que os realizan los simpatizantes de abortorios, lo cual es muy triste, ¿cuál ha sido la batalla más dura que os ha tocado dar?¿Cual ha sido el enfrentamiento más duro con estos radicales?

Respuesta: Batallas ha habido muchas, Muuuuchas… condenada a diez días de cárcel, por desacato al tribunal, que aceptó el testimonio falso de alguien que afirmaba que había sido insultada por nosotras, aunque no coincidió la hora en la que dijo que ella había venido, con la hora en la que nosotras habíamos estado allí, pero… el tribunal dijo que aceptaba su testimonio.

También tuve una agresión física, por parte de un hostelero, que veía peligrar su negocio, que estaba enfrente del abortorio, que si nos manteníamos en la misma acera ofreciendo ayuda, pues la gente no se paraba allí, en su terraza…

También la traición de los abogados, que se ofrecieron a defendernos gratuitamente a la asociación, y nosotras, pues inocentemente, les aceptamos el ofrecimiento, y después en los juicios, pues no nos defendían… y así pues perdimos unos cuantos, antes de caer en la cuenta de que no eran realmente lo que decían ser. Recuerdo uno concretamente, en el que el fiscal, que empezó acusándonos, después de oir el relato del ofendido… del supuesto ofendido, y de oírnos a nosotras, cambió de opinión (Margarita ríe) ¡y pasó a defendernos! Y a pedir que se juzgara al “ofendidito” por perjurio y por haber hecho perder tiempo y dinero a la justicia…

Pero sin duda, lo más grave es el acoso que mis hijos han tenido que sufrir en el colegio, por que su madre se ponía en la puerta del abortorio a ofrecer ayudas a otras madres que, según algunos de ellos, “no merecían tener hijos” o que “no les iban a dar todo lo necesario” por que “eran pobres” o “inmigrantes”

Pregunta: Háblanos de la cara amable; sabemos que parte de las ayudas que podéis facilitar a las mamás provienen de los vecinos, ¿Cuál ha sido la colaboración más emotiva? ¿se acercan personas también a interesarse por participar en vuestra asociación?

Respuesta: Efectivamente, la ayuda que nosotros damos, a las personas que atendemos es toda gratuita, por que gratuitamente nos lo dan las personas a nosotros, y bueno, no se si es la más emotiva, pero si la que me ha hecho reír últimamente, es el caso de una abuelita, que ya ha venido varias veces, pero vino la última vez con cosas de sus nietos, en una bolsa grande, empezó a sacar peluches, a sacar ropita… y en un momento determinado, saca una canastilla hecha a mano, con un precioso lazo azul, y la cojo, y bueno, pues la hago muchas fiestas, y en seguida la pongo en la estantería, se lo agradezco igual que se lo agradezco a todas las personas que nos vienen a traer lo que sea; grande, pequeño, mucho, poco… y la pongo en la estantería, la dejo allí, y la veo que la mira, así con carita muy de pena, y me dice: “Creo que me la voy a volver a llevar, todavía no estoy preparada para dejártela” [risas] Me pareció genial, por que, eso significa que las cosas que nos traen, no son basura para ellos, de la que se desprenden… si no que son cosas valiosas, que han llenado de recuerdos amorosos, y que creen que pueden seguir generando ese mismo amor en otras personas.

Pregunta: Vamos de crisis en crisis. ¿Cómo estáis viviendo esta pandemia y post pandemia?¿se incrementó vuestra actividad?¿Qué habéis detectado en el sector de la atención provida en estos meses tan duros en los que hemos vivido situaciones tan estresantes?

Respuesta: Bueno, pues durante este periodo, tan… raro, en el que hemos vivido estos dos últimos años, ha sido indignante, como usuario de los servicios que presta el estado con nuestros impuestos, ver cómo las consultas de cáncer se retrasaban, los diagnósticos de cáncer de piel se hacían enviando una foto con un móvil casero, que correos sólo abre dos días en semana, que las clases de la universidad se han suspendido, pero… matar niños en el vientre de sus madres, se ha declarado como una actividad necesaria, urgente, y que no se podía aplazar.

Hemos visto salas de espera, de los abortorios, llenas, mientras que las salas de urgencia estaban vacías, por que no te permitían visitar al centro de salud.

Nosotros hemos seguido con nuestra actividad como antes, por que en los momentos duros, es cuando hay que estar para ayudar. Cuando viene el lobo, es cuando el verdadero pastor muestra de qué está hecho… cuando el asalariado huye. Pero nosotras, nos hemos mantenido.

Pregunta: Sabemos que tenéis la oportunidad de tratar con mamás de diferentes países que se encuentran en España. Te tengo que hacer esta pregunta: ¿Cuesta más ofrecerle ayuda a las mujeres españolas de origen? Lo pregunto por que quizás en España, les llevamos “ventaja” en la implementación de las agendas globalistas a otros países de la iberosfera, por ejemplo.

Respuesta: Efectivamente, tenemos casos diversos, las mujeres vienen de toda clase social, de cualquier país, con cualquier circunstancia… hemos tenido casos de católicas, que entrar a abortar santiguándose… de evangélicos que me han dicho “ahora cuando vuelva a casa entraré en mi habitación y pediré perdón a Dios, pero ahora mismo tengo que abortar” de musulmanas que han dicho “no puedo más, y es otra niña”, mujeres de etnia gitana que han tenido relaciones con un hombre de otra familia con la que están enemistados, y están poco menos que con la pistola… españolas en oposiciones del ejército, que me han dicho “he pasado la primera prueba, y ahora no me puedo quedar embarazada” cuando ya lo estaban, claro, naturalmente.

El caso de una chica iraní, que perdía la beca de estudios que la había traído a España si se quedaba embarazada, y se había quedado embarazada, vino a abortar…

Hispanoamericanas también, prostituidas por sus propios compatriotas, una chica incluso a la que le habían quemado el pasaporte… en todas sus situaciones, el resumen de sus historias es la misma; Están ellas solas, embarazadas por un lado, es lo que ellas sienten, ¿vale? Ellas están solas embarazadas por un lado, y el resto de la sociedad, enfrente; los “qué dirán”, los “pues yo había pensado”, los “pues cómo no hiciste”, “¿pero en qué estabas pensando?”… todos estos por otro. Ellas por un lado, y todo esto, por otro.

Pregunta: Lanza un argumento a favor de la vida, lo que te gustaría poder decirle a toda mujer que piense en abortar.

Respuesta: Lo más natural, lo más ecológico, lo más seguro, lo más inteligente, es tener al bebé.

Pregunta: Por último, me gustaría dar las gracias a los miembros y simpatizantes de LIBRES 2.0, a quienes les hemos preguntado de forma pública qué te querían preguntar, y esto es lo que nos han escrito que te quieren decir o preguntar, respóndeles lo que consideres: (pasé un pantallazo de lo que respondió nuestra audiencia que quería preguntarle a Margarita, y es increíble la de muestras de apoyo que todos la habéis enviado)

Respuesta: A todas las personas en cuya conciencia todavía luce, aunque sea de forma muy flojita la verdad, a todos vosotros os digo: que no todo es relativo, la verdad es absoluta. Existe, aunque por supuesto no podemos abarcarla toda.

Hay alguien más grande que nosotros, ante quien tendremos que rendir cuentas de nuestra forma de administrar las cosas que nos ha prestado.

No tengáis miedo a quienes pueden matar el cuerpo, pero no pueden matar el alma, temed más bien aquél que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Lo que hagáis a uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis, y lo que no hagáis con uno de estos pequeños, también a mi me dejáis de hacerlo.
Eso son palabras de Jesús.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mission News Theme by Compete Themes.