Press "Enter" to skip to content

DESTAPANDO FALSOS MILITARES EN LAS REDES: CAZATROLAS [Entrevista]

TELEGRAM

Gracias a un amigo, le llega a la redacción de La Igualdad una página dentro de la red social “Facebook” llamada “Cazatrolas

Se puede acceder a la página con el siguiente enlace:
página Cazatrolas

Dentro de Cazatrolas, vemos vídeos increíbles. La página se dedica a desenmascarar a personas que se hacen pasar por militares o policías, exhibiendo incluso, medallas que compraron por internet como si las hubiesen ganado en el campo de batalla.

Este grupo de investigadores, que cazan a estos peculiares fantasmas, accedieron a concedernos una entrevista.

Pregunta:
Hola amigos de Cazatrolas, describidnos brevemente vuestra labor, qué hacéis en vuestra página de Facebook.

Respuesta:
Lo primero, agradecer vuestro interés en darnos a conocer y colaborar con nosotros dándonos difusión para hacer que las redes sociales sean un poco más seguras y mantener limpio el buen hacer de nuestros soldados y el respeto a sus familias. Sobre todo, destacamos que es importante desenmascarar a estos indeseables, para aviso público hacia algunas personas que se dejan embaucar fácilmente por sujetos sin escrúpulos que bajo una apariencia honorable fingiendo ser miembros de las Fuerzas Armadas, extienden sus redes con consecuencias muchas veces nada deseables para sus víctimas. Dicho esto, pasamos a responderos. Básicamente, en cazatrolas, nos dedicamos a exponer públicamente a farsantes. Perfiles de redes sociales que fingen ser militar, policía o guardia civil, usan uniformes y cuentan historias inventadas, muchas veces con fines ilícitos, ensuciando así el nombre de los miembros de las Fuerzas Armadas. Además, exponemos públicamente a individuos que se atribuyen falsamente hechos que silencian sus verdaderos protagonistas para darse relevancia, insultando y faltando al respeto a víctimas, familiares y allegados.

Pregunta:
¿Cómo comenzó el proyecto?

Respuesta:
Lo cierto es que el nacimiento del proyecto es un tanto incierto, dada la cantidad de miembros colaboradores que han ido pasando por nuestro equipo. Entre los más veteranos del grupo de trabajo, se sabe que todo lo inició un compañero que reside fuera de España, imitando de alguna forma a la página
Stolen Valor de Estados Unidos.

Al parecer, en un foro de Facebook apareció hace años un sujeto, que exponemos en nuestra página por ser uno de los miembros de honor de nuestro salón de la fama que se sentó en un banquillo por estafa, fingiendo ser militar.

Este sujeto se presentaba en un foro de veteranos con afirmaciones un tanto contradictorias y exhibía una tarjeta de identidad militar falsa para darse credibilidad, bastante cutre montada con Photoshop. Coincidió también la aparición de otro miembro honorífico de nuestro escaparate, un sujeto que decía ser suboficial mayor de Infantería de Marina, legionario, boina verde. Un tipo curtido en operaciones black ops, según afirmaba. Este individuo, tenía además la desfachatez de presentarse en actos públicos de carácter castrense, vistiendo uniforme con divisas y recompensas. Entre ambos se dio comienzo a la página inicial que se llamaba Stolen Valor España y en poco tiempo, fueron apareciendo nuevos candidatos a figurar en la página, llegados de la mano de foros de grupos y de seguidores que nos iban enviando material para investigar.

Pregunta:
Hemos visto que cazáis trolas de diferentes cuerpos, como policías o legionarios ¿cuántos cuerpos abarca la trola?, ¿hasta dónde habéis detectado que afecte?

Respuesta:
Hay trolas de distintos ejércitos y unidades, no se salva ninguno. Tenemos de la Armada, del Ejército del Aire y del Ejército de Tierra. Pero principalmente, los farsantes gustan de encuadrarse en las unidades más operativas, como Legión y unidades de operaciones especiales, no conformándose con ser de la escala de tropa, todos apuntan alto atribuyéndose ser tenientes, capitanes, comandantes y hasta tenemos algún coronel. La policía y la guardia civil, tampoco están a salvo de estos farsantes, aunque en menor medida. Imaginamos por las circunstancias de problemática legal que esto les pueda acarrear.

Pregunta:
¿Cuál es el caso más grave que habéis detectado?

Respuesta:
En la larga vida de la página y con sus distintos nombres, hay que tener en cuenta que Facebook cada dos por tres nos tumba la página por denuncias de los farsantes, y nos la cierra y tenemos que volver a empezar… así, en todos los años de vida de la página con sus diferentes nombres, Stolen Valor España y Cazatrolas, hemos publicado casos de perfiles que hemos estado exponiendo durante años que al final se han sentado en un banquillo por estafa fingiendo ser militar, como el caso del falso teniente Jesús, que se puede buscar en prensa, siendo éste el caso más sangrante porque durante mucho tiempo se le estuvo exponiendo públicamente no solo ante sus seguidores, si no incluso ante sus familiares y pareja, siendo estos mismos engañados o cómplices de su farsa.

Algunos casos que hemos destapado, también acabaron en manos de la justicia… Estos serían los de más gravedad, aunque aún quedan perfiles de personajes que no han sido denunciados ante la justicia, muchas veces por vergüenza de sus víctimas. Entre estos, podemos clasificar a individuos que bajo el manto de honorabilidad de pertenecer a las Fuerzas Armadas, sacan dinero a mujeres, se van a vivir con ellas para estar de mantenidos, acosan a mujeres solicitándoles fotos intimas cuando toman confianza e inician una relación virtual, amenazando después con hacerlas públicas, o aquel que pretende rodearse del mismo halo de honor bajo idéntico manto, para hacer negocios que no ofrecen ninguna seguridad ni rentabilidad, buscando inversores y publicitándose en redes profesionales. No olvidando a aquellos que simplemente envían fotos de sus partes íntimas a mujeres por chat, casos estos, que muchas mujeres nos escriben a menudo por privado denunciando esta situación.

Pregunta:
¿Y el más divertido?

Respuesta:
El más divertido sin duda fue el Infante y Melonero, un personaje que vende en mercadillos y en su perfil dice haber sido boina verde, teniente de infantería de marina y guardia civil de intervención de armas. Sus fotos de perfil, sin embargo, nos presentan un cani con pendientes y pelos nada reglamentarios, que dicen mucho del esperpento. Este personaje en su día, dándose por aludido, comentaba en la página y se dedicaba a amenazar a los seguidores que comentaban su publicación, llegando a meter incluso a su pareja para que le defendiera. Ambos participaban y comentaban diariamente haciendo valer su falsa identidad como buena, amenazando incluso desde su condición de guardia civil. Fue muy gracioso ver a esta pareja formada por un cani y una choni malhablada de mercadillo defendiendo a capa y espada su paso como teniente en infantería de marina y su actual puesto en intervención de armas de una comandancia de la guardia civil. Claro, esto unido a su condición real de vendedores ambulantes hacía que la audiencia de seguidores hiciera toda clase de chistes y memes que dieron mucha vida a la página.

Pregunta:
Con todo lo difícil que es meterse en las cabecitas de los troleros; ¿Cuáles son sus motivos?,¿por qué lo hacen?

Respuesta:
No somos psicólogos, no es nuestro rol, ni tampoco nos importa mucho en realidad que se les pasa por la cabeza. Lo que si se nos pasa a nosotros es que esta gente es escoria que nada aportan a la sociedad. Con sus montajes, solo consiguen hacer daño a ingenuos e ingenuas que les dan su confianza por afirmar quienes dicen ser, muchas veces con lamentables consecuencias y lo que además nosotros defendemos, el gran daño que hacen a la imagen de las Fuerzas Armadas y a sus componentes.

Pregunta:
Hemos podido ver vuestro trabajo al respecto de los falsos legionarios de la Hermandad Cofrade de los Caballeros Legionarios de Asturias, en el que disfrazan a troleros de legionario, para desfilar. ¿Esto es legal?

Respuesta:
Esto tiene muy poco de legal, no lo es, sin embargo, en este tipo de charangas de pueblo, no faltan esas miradas hacia otro lado por parte de las autoridades, y esto es algo que también denunciamos. Uniformados portando armamento por la calle como auténticas milicias no regulares, y todo esto ante la presencia del político de turno y a la vista de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como si nada. Por muy inutilizado que esté el armamento, el reglamento de armas es claro al respecto y por mucho cambio en los distintivos que porten,
no dejan de ser civiles con uniforme militar en uso y armamento de guerra. Aquí, alguien debería pronunciarse y asumir su parte de responsabilidad para que se den estos lamentables espectáculos. Pero como todo en este país, se legisla mal, se legisla tarde y si tienes un amigo influyente, tienes un tesoro.

Pregunta:
Siguiendo con el caso de los troleros disfrazados de legionario, ¿habéis obtenido alguna explicación de las hermandades o de alguien de su entorno?

Respuesta:
Hay hermandades de todos los colores. Si bien nos hemos encontrado, las menos, hermandades que no consienten por parte de sus socios veteranos que los simpatizantes usen prendas de la legión, otras lo ven bien y hasta argumentan que es lícito porque los estatutos nacionales así lo contemplan.

Son asociaciones civiles, sujetas a estatutos y normativa civil, pero hacen uso de prendas de uniformidad militar, así que, de igual forma, si hay que cambiar estatutos, deberían plantearse cambiarlos. Esa normativa interna que permite a los que nunca han sido legionarios, usar prendas significativas para el legionario, no les ha aportado nada excepto, una tesorería en base a cuotas de mucho legionario de pastel con carnet y cuota al día, que nunca lo fueron, mientras que muchos de los auténticos veteranos, que si deberían pertenecer a estas hermandades, no quieren ver ni de lejos a estas, por lo que les significa el insulto a que cualquiera presuma de prendas que costaron mucho esfuerzo y sacrificio que estos nunca se han ganado.

Pregunta:
¿Hasta dónde llega la labor de Cazatrolas? ¿Acumuláis suficiente material probatorio como para llegar a la denuncia del trolero?

Respuesta
:
Nuestra labor está muy limitada, llega hasta dónde llega. Es más, como una revista informativa que hace el trabajo que otros deberían hacer.

El propio Facebook que debería ver con buenos ojos que se denuncien públicamente perfiles de impostores, nos censura y bloquea. Así las cosas, no pasa de ser un entretenimiento que sabemos que fastidia a los farsantes y ayuda a futuras víctimas. Llamémosle una buena labor social, (modo irónico), pero sin ninguna subvención.

Esto de destapar sinvergüenzas, parece que carece de interés. Sobre el material, tenemos copias repartidas en distintos grupos de trabajo de todo para volver a resurgir en cualquier momento si nos tumban la página.

Sobre su importancia probatoria, podemos afirmar que suele ser bastante fácil pillar al farsante. Es más tiempo de dedicación que comprobación y acumulación de pruebas. Si es cierto que en algún caso se ha tenido que realizar un esfuerzo extra porque el sujeto se tenía muy bien estudiado el papel, pero normalmente se les pilla fácil y rápido. Con un equipo amplio como el nuestro, siempre hay un colaborador dispuesto a gastar un poco de su tiempo libre y dedicarse a la tarea de recopilar el material y destapar al mentiroso.

Pregunta:
¿Cómo reaccionan los troleros al ser descubiertos? ¿habéis tenido algún problema con ellos?

Respuesta:
Hemos perdido la cuenta de casos que hemos traído a las distintas páginas, pero a excepción de dos casos que pidieron públicas disculpas y desaparecieron, el resto no solo no reconoce su embuste, si no que arremete contra la página con toda clase de insultos y amenazas por privado. Muchas amenazas de muerte, de palizas, bla, bla, bla… Lo cierto es que resulta un poco irrisoria la situación de los que por ejemplo amenazan con denunciar en el juzgado. Sinceramente nos imaginamos la cara de un juez en un supuesto juicio:
– ¿Que denuncia usted?
– Que cazatrolas me expone públicamente en su página por fingir ser militar.
– A la vista de las pruebas presentadas, ¿Finge o a fingido usted ser militar?…
– ¿…?
– ¿Y es usted militar?
– ¿…?
– No hay más preguntas señoría…

Pregunta:
Supongamos que alguien de nuestra audiencia sabe o sospecha de que alguien es un trolero. ¿Le animáis a que os contacte y os cuente el caso?

Respuesta:
La página además de púbica, tiene un botón de mensaje privado, totalmente anónimo. Que nos pase el caso, la información que posea y nosotros la estudiamos. Si es un farsante y se expone públicamente, va a la página de cabeza y nosotros nos encargamos de que alcance la fama que busca.

Pregunta:
Muchas gracias por vuestro tiempo y labor. Seguiremos la pista de Cazatrolas en lo que publiquéis, un abrazo.

Respuesta:
Lo mismo, para vosotros, ha sido un placer atenderos y reiteramos nuestro agradecimiento por aportar ese granito de arena a desenmascarar farsantes, en un mundo donde las redes sociales se llenan de personajes sin escrúpulos sembrando mala fama a nuestras Fuerzas Armadas, cuento menos y estafando o engañando a inocentes, cuanto más.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mission News Theme by Compete Themes.