Como determinadas empresas financian y apoyan a los enemigos de España

En España gran parte de la banca, los dueños de los medios de manipulación, determinada gran editorial, los dueños de determinados grandes almacenes o de determinadas cadenas hoteleras trabajan contra España, contra la unidad de España y contra el bien común de España.

Desde hace ya demasiadas décadas se utilizan tácticas subversivas desde los medios de manipulación para destruir la familia, hundir la natalidad, dividir a los españoles según la región en la que vivan, hacer que los españoles se traguen la Leyenda Negra antiespañola….

Cualquiera que no esté suficientemente alienado por los medios de manipulación puede observar como los medios de manipulación televisivos llevan décadas fomentando el separatismo o utilizando su lenguaje. Por ejemplo cuando alguien de un partido político separata dice algo, los medios de manipulación generalizan y dicen los vascos, los catalanes como si no existieran españoles no separatistas en esas regiones, o si el PNV o ERC hablaran por todos los vascos y catalanes.

Cuando los separatas hacen una manifa, los medios de manipulación les dan hasta 10 veces más asistentes de los reales. En cambio cuando hay manifestaciones a favor de la unidad de España en Gerona, en Tarragona o en Barcelona se ocultan o minimizan. Cuando hay españoles que salen de noche a limpiar las calles de los pueblos y ciudades de toda Cataluña de propaganda separatista pagada con nuestros impuestos los medios lo ocultan.

Hace un par de años un hombre de Navarra y dos chavales se dedicaron en distintas localidades de Vascongadas y Navarra a quitar simbología separata, incluso simbología proetarra, los detuvieron y los trataron como a terroristas, en cambio cuando la ultraizquierda separatista atenta como mucho los llaman radicales y eso si cuentan lo que hacen, estos días atrás los filoetarras provocaron altercados en Bilbao, San Sebastián y Vitoria. Los medios de manipulación sólo sacaron a la gente que pacificamente se manifestó contra el ilegal Estado de excepción encubierto y a ellos los etiquetaron de negacionistas y les achacaron los disturbios que horas más tarde hicieron los filoetarras y no tenían nada que ver los unos con los otros.

Esas grandes empresas y esa gran banca corren rápido a financiar conferencias de etarras o separatistas, cediéndoles salones de Hoteles o financiando las conferencias, por ejemplo Mikel Otegui participó en el Forum Europa que está patrocinado por grandes empresas. Pero eso no viene de ahora, ya le financiaban conferencias cuando ETA aún estaba asesinando.

Esa gran banca como Caixabank que condonó 6,5 millones de €uros al PSC en 2.005 https://www.elmundo.es/elmundo/2005/11/10/espana/1131589103.html

o ese Banco Santander que condonó 33 millones de €uros al PSOE https://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/21/espana/1264105308.html , esa banca que sostiene económicamente a medios de manipulación y partidos políticos quebrados de facto que atacan la unidad de España o la economía española es la responsable de que estemos como estamos.

Cuando las grandes empresas en vez de apoyar lo mejor para España se dedican a hacer favores a los políticos y a promocionar a movimientos separatistas o bodrios de películas o cualquier subversión cultural es que para esas grandes empresas los españoles somos sus enemigos.

Una de las grandes promotoras de la subversión cultural contra los españoles es la directora del Banco Santander Ana Patricia Botín, una ferviente precursora de ideologías perversas como el femiestalinismo o la dictadura de género, que son armas de subversión cultural englobadas dentro de los neomarxismos creadas para destruir la familia, hundir la natalidad y enfrentar a las mujeres con los hombres.

Por otra parte, la mayoría de grandes empresarios que no son antiespañoles, con honrosas excepciones, no apuesta por financiar la guerra cultural contra la subversión cultural globalista y marxista y por comodidad, miedo, apatía o por no meterse en líos no apoyan económicamente a los medios de comunicación alternativos, ni las conferencias de los disidentes intelectuales con el globalismo neomarxista, ni a la gente que lucha contra el separatismo a pié de calle como las Brigadas de limpieza que limpian Cataluña de propaganda separata. Es más grandes empresas como El Corte Inglés han eliminado el español de sus carteles en Cataluña, en una clara muestra de apoyo a los separatistas catalanes y una clara discriminación a los hispanoparlantes. El Corte inglés históricamente vendía en Las Vascongadas ikurriñas, pero no banderas de España por poner un ejemplo de lo que hacen los que dirigen esa empresa.

El sueño de todos estos grandes capitales es pirarse a California como el separatista dueño de Grifols o a Londres como la presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella, no les importan España y los españoles, es más con sus hechos demuestran que nos odian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *