ALCORCÓN: EL CINISMO Y LA HIPOCRESÍA POLÍTICA

En Alcorcón, la izquierda social-comunista que nos gobierna, es una izquierda plagada de paradojas, de contrasentidos, de incongruencias y enalbardada por la hipocresía y por el cinismo a partes iguales.

En el día a día, el cinismo y la hipocresía es muy raro que se den en la misma persona. Sin embargo, en el campo de la izquierda política en Alcorcón (tanto socialistas como Comunistas), hipocresía en su sentido de simulación y cinismo en su sentido de desvergüenza coinciden cada vez con más descaro normalmente derivado de los sujetos que en estos momentos ostentan la dirección de ambos espectros ideológicos, de sus asesores y palmeros que actualmente están asociados por el afán del poder para llegar al Gobierno de Alcorcón.

Pues si la hipocresía apenas admite grados, no es contagiosa ni es imitable, el cinismo admite niveles, es contagioso, hace escuela, y no precisamente filosófica, y puede alcanzar cotas superlativas.

Pongamos ejemplos:

En el año 2015 la actual regidora de Alcorcón (recordemos que en Alcorcón gobierna el PSOE con el Apoyo de los Comunistas de Podemos Ganar Alcorcón) mintió sin pudor ninguno en una entrevista en la Cadena Ser, cuando era Portavoz en la oposición, diciendo que en el año 2019 los vecinos de Alcorcón pagarían una tasa nueva por la recogida de basuras. Estamos casi en el año 2021, ahora ella es la regidora Municipal, y esa tasa jamás llegó, pues era una mentira más a la que la izquierda nos tiene acostumbrada. Parte de la hipocresía y el cinismo de una política que es capaz de mentir y engañar sin pudor con tal de llegar al poder.

No quiero dejar escapar la ocasión para recordar que la actual Alcaldesa de Alcorcón es una señora que ya tiene dos condenas en firme. La primera de ella cuando era Portavoz del Gobierno socialista de Alcorcón, el Gobierno de la ruina, el de los 612 millones de euros de deuda, del entonces Alcalde socialista Enrique Cascallana (esta señora lleva viviendo del momio de la política desde el año 1995) por injurias contra el que entonces era líder de la oposición (que en paz de descanse) D. Fernando Díaz, y otra condena por derechos contra el honor contra dos conocidos empresarios de Alcorcón.

El aderezo perfecto para esta señora fue su fichaje estrella. Un señor que fue Concejal con otro partido en Alcorcón y que se buscó un hueco el PSOE para intentar seguir viviendo del momio. Un señor que soltaba lindezas contra el PSOE por redes sociales como “hablamos de los ERES de Andalucía, cocaína, copas y prostíbulos” (23/01/2012) pero ahora, con tal de vivir del cuento se ha sumado al carro.

Este sujeto, el perfecto ejemplo del cínico y del hipócrita en política, tiene vídeos en los que abogaba, cuando era portavoz de otra formación política, por la eliminación de los cargos de confianza siendo ahora un cargo de confianza del gobierno social-comunista, por la eliminación del coche oficial del alcalde y ahora no se bajan de, no uno, tres coches oficiales que además él usa como si fuese cargo electo, se posicionaba en contra del modelo de viviendo de la izquierda que ahora defiende abruptamente, reconocía la deuda dejada por el Gobierno socialista de 612 millones que ahora niega, pedía la liberación de todos los concejales electos y ahora quiere eliminar todas las de la oposición… todo sin rubor. Un cínico y un hipócrita político de manual. Todo por chupar del bote, por seguir viviendo del cuento para no dar ni palo al agua. Un zángano con forma de asesor elevando el cinismo y la hipocresía a su máximo exponente.

¿Hay alguna alternativa al cinismo y la hipocresía al hacer política? Por supuesto que sí, se puede hacer política de cartas abiertas cuando los intereses que se juegan y defienden son legítimos. Pero esto sucederá cuando la sociedad premie con el voto al político que hable con la sensatez del ser humano limitado y no a aquellos que vendan grandes transformaciones en plazos inmediatos y luego hipócritamente les mienten su cara. Hace falta el voto valiente para dejar atrás a todos estos cínicos e hipócritas políticos.

Las transformaciones de corto plazo son manzanas bofas. Las grandes utopías se construyen despacio, ladrillo a ladrillo y no descansan sobre los hombros de un líder sino de un proyecto conjunto, de un partido como VOX en Alcorcón, que es capaz de compartir e maginar un futuro mejor y común para Alcorcón y para mejorar la calidad de los vecinos de Alcorcón, alejados de los cinismos hipócritas de los sujeta bolsos de turno con ansias de poder y vendettas sin sentido, llenos de odio y de ira, que donde mejor pueden estar es alejados de la política, ese noble arte que debe servir para cuidar y mejorar la calidad de vida de la ciudad y de los vecinos.

Cuando una institución como el Ayuntamiento de Alcorcón es utilizada por cínicos e hipócritas con ansias de revancha, ni es bueno para el Ayuntamiento, ni es bueno para los vecinos, ni es bueno para el Municipio.

Ha llegado el momento del voto valiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *